jueves, 8 de octubre de 2015

!Las Obras Muertas De La Ley!



 Introducción
La escritura señala como una de las enseñanzas elementales, el arrepentimiento de obras muertas, ¿Qué son las obras muertas? Cuando las personas ignoran el plan de Dios y como lo desarrolla corren el riesgo de malinterpretar la palabra de Dios al punto de crear herejías, es decir, enseñanzas contrarias a la doctrina de Cristo, muchos grupos se han formado a partir de la mala interpretación de las doctrinas bíblicas, hoy veremos sobre las obras muertas de la ley.


La Ley y sus ordenanzas
Al leer el antiguo testamento nos damos cuenta que cuando Dios saco al pueblo de Israel de la cautividad de Egipto lo primero que hizo fue darles una ley con muchas ordenanzas, la primera que encontramos es la celebración de la pascua:

Éxodo 12:43 Y el Señor dijo a Moisés y a Aarón: Esta es la ordenanza de la Pascua: ningún extranjero comerá de ella. ... 47 Toda la congregación de Israel la celebrará.

La primera vez que celebraron esta ordenanza fue antes de salir de Egipto, tu ya conoces la historia, la ordenanza consistía en sacrificar un cordero, comérselo y poner su sangre en los dinteles de cada casa, esto haría que fueran libres de la destrucción que Dios enviaba sobre todo Egipto, de ahí en adelante quedo establecida como parte de la ley que Dios le dio al pueblo a través de moisés y que se conoce mejor con el nombre de la "ley de moisés". Esta ley contenía además de la celebración de la pascua, otras 6 celebraciones anuales:

La Pascua.
La fiesta de los panes sin levadura.
Las primicias.
El Pentecostés.
Las trompetas.
La expiación.
Los tabernáculos.

Además de estas celebraciones Dios les impuso restricciones en cuanto a los alimentos, algunos animales eran considerados inmundos y no podían comerse como el cerdo, se debía guardar el séptimo día o día de reposo, todas estas ordenanzas contenidas dentro de la ley se sellaron en el pacto que Dios hizo con ellos en el monte Sinaí esto lo podemos leer en el libro de éxodo desde el capitulo 19 al 24, este pacto fue inaugurado con el rociamiento sangre:

Éxodo 24:6 Moisés tomó la mitad de la sangre y la puso en vasijas, y la otra mitad de la sangre la roció sobre el altar. 7 Luego tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo, y ellos dijeron: Todo lo que el Señor ha dicho haremos y obedeceremos.

En este pacto también estaba incluido el tabernáculo que Dios le dijo a Moisés que construyera para que El habitara con ellos, esto lo vemos en los restantes capítulos del éxodo desde el 25.

Una de las fiestas mas importantes era la de pascua donde cada año en la fecha establecida el sumo sacerdote (quien era descendiente de la tribu de leví, una de las doce tribus que formaban el pueblo de Israel) tomaba un cordero sin defecto y lo sacrificaba en el atrio del tabernáculo, luego con esa sangre ingresaba hasta el lugar santísimo (el tabernáculo tenia 3 partes, el atrio, el lugar santo y el lugar santísimo), cuando el sumo sacerdote regresaba afuera del tabernáculo donde estaba el pueblo les decía "paz a vosotros" entonces el pueblo sabia que Dios había perdonado el pecado de todos, este era el propósito de la fiesta, un cordero sin defecto era sacrificado para perdonar el pecado del pueblo.

Antes de continuar debemos decir que cuando Dios tomó al pueblo de Israel Dios deseaba que ellos fueran un pueblo sacerdotal, la función de un sacerdote es ser el representante de Dios ante los hombres y al mismo tiempo representar al pueblo delante de Dios, ahora veamos porque la escritura llama a las obras de la ley, obras muertas.

Quiero que notes varios elementos en la fiesta principal que es la pascua:

El Tabernáculo donde se realizaba toda la ordenanza.
El cordero sin defecto que era sacrificado.
El sumo sacerdote que realizaba el culto.
La sangre que se aplicaba en lugar santísimo para purificación de pecados.
El Nuevo Pacto (y Nueva Ley)

Para entender mejor este nuevo pacto nos iremos al nuevo testamento a la epístola a los hebreos, donde se nos explica con detalles la relación del pacto antiguo con el nuevo:

Hebreos 9:11 Pero cuando Cristo apareció como sumo sacerdote de los bienes futuros, a través de un mayor y más perfecto tabernáculo, no hecho con manos, es decir, no de esta creación, 12 y no por medio de la sangre de machos cabríos y de becerros, sino por medio de su propia sangre, entró al Lugar Santísimo una vez para siempre, habiendo obtenido redención eterna. 13 Porque si la sangre de los machos cabríos y de los toros, y la ceniza de la becerra rociada sobre los que se han contaminado, santifican para la purificación de la carne, 14 ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual por el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, purificará vuestra conciencia de obras muertas para servir al Dios vivo? 15 Y por eso El es el mediador de un nuevo pacto, a fin de que habiendo tenido lugar una muerte para la redención de las transgresiones que se cometieron bajo el primer pacto, los que han sido llamados reciban la promesa de la herencia eterna.

Nota los elementos del nuevo pacto, Cristo es el cordero sacrificado para perdón de pecados, con que razón Juan el bautista dijo al ver al Señor Jesús "He aquí el cordero de Dios que quita el pecado del mundo", pero al mismo tiempo él es el sumo sacerdote que presenta la ofrenda y toma su misma sangre e ingresa hasta el lugar santísimo del verdadero tabernáculo que hizo Dios y no los hombres y ahí obtiene eterno perdón para nuestros pecados, e inaugura el nuevo pacto, así es amado hermano, todo lo sucedido en la antigüedad sola era una sombra de las realidades que se cumplirían en Cristo, cada una de las fiestas tiene un cumplimiento profético en Cristo, así lo continua describiendo la epístola a los hebreos:

Hebreos 10:1 Pues ya que la ley sólo tiene la sombra de los bienes futuros y no la forma misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que ellos ofrecen continuamente año tras año, hacer perfectos a los que se acercan. 2 De otra manera, ¿no habrían cesado de ofrecerse, ya que los adoradores, una vez purificados, no tendrían ya más conciencia de pecado? 3 Pero en esos sacrificios hay un recordatorio de pecados año tras año. 4 Porque es imposible que la sangre de toros y de machos cabríos quite los pecados. 5 Por lo cual, al entrar El en el mundo, dice: Sacrificio y ofrenda no has querido, pero un cuerpo has preparado para mi; 6 en holocaustos y sacrificios por el pecado no te has complacido. 7 Entonces dije: "He aquí, yo he venido (en el rollo del libro esta escrito de mi) para hacer, oh Dios, tu voluntad." 8 Habiendo dicho arriba: Sacrificios y ofrendas y holocaustos, y sacrificios por el pecado no has querido, ni en ellos te has complacido (los cuales se ofrecen según la ley), 9 entonces dijo: He aquí, yo he venido para hacer tu voluntad. El quita lo primero para establecer lo segundo. 10 Por esta voluntad hemos sido santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo una vez para siempre.

Nota amado hermano, "era imposible que la sangre de toros y de machos cabrios quitará los pecados", por eso se llama obras muertas, pues solo tenían un simbolismo del verdadero sacrificio del cuerpo de Jesucristo que fue hecho una vez y para siempre, entonces nos preguntamos ¿Cuál era el propósito de la ley? Veamos la epístola a los Gálatas que también nos enseña mucho sobre el antiguo pacto y el nuevo pacto, la escritura declara:

Gálatas 3:19 Entonces, ¿para qué fue dada la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniera la descendencia a la cual había sido hecha la promesa, ley que fue promulgada mediante ángeles por mano de un mediador.

La ley fue dada para conducirnos a Cristo, quien es la descendencia prometida (a la mujer en Génesis 3:15, y a Abraham Gálatas 3:16), la ley tenia como propósito mostrar la naturaleza pecaminosa del hombre y hacerle ver su necesidad de aceptar el sacrificio de Jesucristo:

Gálatas 3:22 Pero la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la promesa que es por fe en Jesucristo fuera dada a todos los que creen. 23 Y antes de venir la fe, estábamos encerrados bajo la ley, confinados para la fe que había de ser revelada. 24 De manera que la ley ha venido a ser nuestro maestro para conducirnos a Cristo, a fin de que seamos justificados por fe.

Esta es la realidad del antiguo pacto, una anunciación de la venida de Cristo, nadie puede ni podrá ser justificado por las obras de la ley, solo a través de la gracia de Dios que es en la fe en Cristo somos justificados (Gálatas 2:16,21), el pueblo de Israel iba tras la justicia por obras y por eso no la alcanzó (Romanos 9:31-32), la justicia de Dios solo la alcanzamos por la fe en Cristo Jesús, amado hermano, ese era el propósito de la ley, hacernos ver que no podemos cumplir las expectativas de Dios y ver la necesidad de recibir el sacrificio de Cristo, mucha gente hoy día que no ha entendido dice "pero yo no le hago mal a nadie, no fumo, no tomo, etc.", pero los requisitos de Dios son tan elevados que aun la mínima falta nos hace merecedor de muerte y maldición como lo dice Santiago 2:10 y Gálatas 3:10. ¡Tú decides!, ¿Quieres el viejo pacto o el nuevo pacto? ¿Quieres vivir en las obras muertas de la ley o en la obra viva de Cristo?
Anterior
Siguiente