jueves, 6 de agosto de 2015

Joyce Meyer - Cómo Obtener Más Paz en Su Vida




¿Sabía usted que puede elegir vivir una vida pacífica? Como cristiano, la voluntad de Dios para nosotros es tener paz. Pero muchos cristianos permiten que sus circunstancias o demás personas los hagan enojar, o se inquietan o preocupan acerca de cosas que están fuera de su control. Cuando lo hacen, permiten que el diablo les robe su paz. Pero si en verdad entendemos la Palabra de Dios, esta no es la manera que debemos vivir. Los cristianos pueden vivir en paz.


Desperdiciamos mucho tiempo y energía preocupándonos por cosas de las cuales no podemos hacer nada…cosas que solo Dios puede cambiar. Pero él no va a cambiarlas hasta que pongamos nuestra fe en él, en lugar de estar ansiosos y preocupados.

La preocupación no nos hace ningún bien. La Biblia dice en Mateo 6:27 (NVI) “¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida?" Aún así muchos cristianos lo hacen. Nos preocupamos por esto o por aquello…y eso no nos lleva a nada.

La preocupación lo va a agotar
Esto es algo que tuve que aprender: no agote su energía emocional tratando de arreglar algo que solo Dios puede arreglar. Es importante darse cuenta que cada vez que se enoja, esto le drena su energía emocional. El perder su calma le agota. Enojarse continuamente le afecta su salud. La ansiedad le roba el gozo. Mientras tanto, nada cambia.

La respuesta es la paz. Tome un vistazo a esta escritura alentadora en Juan 14:27 (NVI), en donde Jesús dice: “La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.”


Interesantemente, esta es una de las ultimas cosas que Jesús les dijo a sus discípulos antes de partir. De todas las cosas que pudo ver dicho, Jesús hace énfasis hablando acerca de la paz.

Distinguiendo la paz del mundo de la paz de Dios
Note que Jesús dijo que él quería darles su paz. Porque hay una clase de paz en el mundo que las personas pueden tener cuando todo va como ellos quieren. No necesitan ser cristianos para tener esta clase de paz.

Como cristianos, mostramos el poder de Dios en nuestras vidas al permanecer en paz y tener calma aún cuando las cosas no están yendo a nuestra manera y estamos experimentando las mismas circunstancias difíciles que todos en el mundo experimentan. Verdaderamente le mostramos al mundo quien es Jesús cuando estamos disfrutando la vida en lugar de perder el tiempo con preocupaciones y frustraciones.

Es fácil ver que la paz que Jesús ofrece es mucho mejor que lo que el mundo ofrece. Cuando vivimos con la paz que solo proviene de Dios, tiene un impacto enorme en los demás.

Para encontrar la paz de Dios se requiere más que solo desearla.

Hay una razón común por la que a muchas personas se les dificulta tener más paz en su vida – se requiere más que “desearlo.” Es fácil pensar: “desearía no enojarme con facilidad,” o “me gustaría no tener una personalidad tan explosiva,” o “me gustaría que mis circunstancias fueran distintas, porque entonces tendría más paz”. Pero la verdad es que el desearlo no cambia nada. Dios quiere que tomemos responsabilidad acerca de esto.

Míreme a mí por ejemplo. He pasado por muchas cosas en mi vida. Al vivir con un padre abusivo, crecí en un hogar que era lo opuesto a pacífico. Veía a mi padre manipular a las personas por medio de violentarse, desvariar y enojarse. A menudo, la manera en que fue criado es la manera en la que se comporta como adulto. Así que hasta que no aprendí esto, yo solía hacer lo mismo en todas mis relaciones.

Pero a través de la gracia de Dios en mi vida, me di cuenta que tenía que responsabilizarme por mi falta de paz si quería crecer y cambiar. Ya no podía continuar con pretextos: “bueno, fui abusada, por eso no puedo evitar actuar como lo hago.”

Finalmente entendí que si iba a tener un gran matrimonio y si quería poder ministrar a más personas, necesitaba cambiar – tenía que ser más pacifica con los demás. Las buenas nuevas son que el Espíritu Santo siempre está dispuesto a ayudarnos. Juan 14:26 (NVI) dice: “Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho.”

¡Usted puede lograrlo!

Tome la decisión de tener paz en su vida. Aún si se enoja con facilidad o se preocupa acerca de cosas siempre, usted puede vencer esto con la ayuda de Dios. Usted puede aprender a cómo vivir con la paz que Jesús da. Solo pídale al Consolador y él le guiará a la paz de Dios que sobre pasa nuestro entendimiento.



Mas Info: http://reflexiones.midiariocristiano.com/como-obtener-mas-paz-en-su-vida-joyce-meyer#ixzz3i4tOKXPG
Anterior
Siguiente