viernes, 23 de octubre de 2009

Apostol Sergio Enriquez - Cambios Que Transforman


Este es el año en que veremos el cumplimiento de muchas profecías que Dios nos ha dado y que de acuerdo a Sus propósitos en gloria, se cumplirán en el mejor momento de nuestra vida. En la Biblia vemos a José, hijo de Jacob, que padeció por mucho tiempo antes del cumplimiento de las promesas de Dios para su vida:

Estuvo preso durante 13 años, es tentado por la esposa de Potifar, es vendido por sus hermanos a unos mercaderes para que después los mercaderes lo vendieran en Egipto como un desconocido, previo a ser vendido, sus hermanos lo desnudan para meterlo en una cisterna; en fin, José padeció muchas situaciones antes de ir a la cárcel donde se le pudieron haber olvidado los sueños que había tenido de parte de Dios; pero después de 13 años, Dios lo levanta. Los 13 años de humillación solo le habían pulido el alma a José pero no le habían dañado su autoestima; y después cuando se encuentra con sus hermanos, les dice que vayan con su padre, para que vea lo que Dios había hecho por él, porque Dios lo había puesto por padre de Faraón.

Ahora pues, no fuisteis vosotros los que me enviasteis aquí, sino Dios; y El me ha puesto por padre de Faraón y señor de toda su casa y gobernador sobre toda la tierra de Egipto.
(Gén 45:8 LBLA)

Por eso es que no debemos dejar que las promesas que Dios nos dio, se apaguen por las muchas tormentas que se puedan levantar en nuestra vida; no debemos dejar que las promesas que Dios nos ha dado en sueños, se desvanezcan, ni el testimonio interno que Dios puso en nuestro corazón. Aunque es necesario que sintamos la vara y el cayado de Dios junto a nosotros para que nos de aliento y saber que esos sueños tendrán su realización, así como tampoco nos debe importa si estamos en el horno de fuego 7 veces calentado, si el cuarto varón, que vieron los 3 jóvenes hebreos, amigos de Daniel; lo
vemos nosotros también junto a nosotros para rescatarnos. Es necesario que reafirmemos nuestros pies sobre la roca eterna que es nuestro Señor Jesucristo y si en algún momento tenemos cargas que nos hacen creer que no podemos seguir adelante, es porque la carga la ha impuesto el mundo y lo que debemos hacer es tomar el yugo de Cristo porque El dijo que Su carga y Su yugo eran fácil y si El lo dijo es porque así es.

Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y HALLAREIS DESCANSO PARA VUESTRAS ALMAS. Porque mi yugo es fácil y mi carga ligera.
(Mat 11:29-30 LBLA)

De cualquier forma debemos saber que el tiempo que vivimos es final y el camino del anticristo está siendo allanado por sus servidores. Recientemente se ha nombrado a un mandatario de las potencias del mundo, con el premio nobel de la paz; interesantemente, sin que este personaje haya hecho algo para merecerlo, ahora tiene una credencial que de alguna manera podemos decir que le puede abrir el paso, a que las naciones del mundo le cedan autoridad para promover la paz mundial, lo que viene a constituir a este personaje en un anti Juan El Bautista; juntamente con un grupo muy selecto de personajes con mucho poder en los gobiernos del mundo, que se hacen llamar los iluminados y que están manipulando a los jefes de gobierno o presidentes para completar la plataforma del anticristo para que este surja en cualquier momento.

Es por eso que Dios continua levantando a Sus siervos para que sigan con la obra que El les encomendó: preparar a la novia del Señor Jesucristo para que cuando llegue el momento del arrebatamiento, todos podamos salir de la tierra y nadie se quede; pero es necesario que tomemos la decisión de ceñir los lomos de nuestro entendimiento porque el tiempo es final, hoy está más cercano el día de nuestra salida de la tierra, más cercano del día cuando creímos en Cristo y pasamos de las tinieblas a Su luz admirable. Y con todo esto debe haber en nosotros un cambio en todo nuestro ser porque debemos saber
que nuestro cuerpo, es una belleza, una maravilla de Dios y que se está desgastando conforme el tiempo va pasando; pero más que eso, debemos recordar que en la tierra solamente estamos de paso; no es nuestra morada eterna, debemos saber que el cuerpo eterno al cual estamos siendo preparados, debe ser más maravilloso que el que actualmente tenemos. Pero también es necesario que evolucionemos y que tengamos cambios para una transformación final, y comprender que si Dios nos está preparando, es porque esa preparación no es un acto de un momento a otro; la transformación que será en un abrir y cerrar de ojos, es la transformación final por parte de Dios; pero ¿para quienes será esa transformación? Para los que estamos permitiendo esa transformación en nuestra vida, una transformación a la imagen de Cristo.

En esta oportunidad, veremos algunos cambios que son necesarios para que la transformación tenga una culminación o pueda ser completa:

CAMBIAR DE OPINION

Del Diccionario Strong palabra No. G3328: Metabállo
El cambio de opinión en nuestra vida no es como muchas personas que cambian de opinión a cada momento; sino que, ese cambio se refiere sobre aquellas personas que cambian de opinión sobre nuestra persona cuando nos escuchan dar un consejo y sobresale la sabiduría de Dios, sobresalen las palabras de Dios para poder guiar a los necesitados, por el poder del Espíritu Santo; y de esa manera, logramos que otros cambien de opinión sobre nosotros.
Y ellos esperaban que comenzara a hincharse, o que súbitamente cayera muerto. Pero después de esperar por largo rato, y de no observar nada anormal en él, cambiaron de parecer y decían que era un dios.
(Hch 28:6 LBLA)

La historia en la Biblia nos enseña que el Apóstol Pablo naufragó y se salvaron de morir ahogados; pero entonces mientras se están secando la ropa, una víbora se le prendió en la mano al Apóstol Pablo y cuando los lugareños vieron que se la pudo sacudir en el fuego, tuvieron que cambiar de opinión acercad de él.

ARREPENTIRSE
Del Diccionario Strong palabra No. G3340: Metanoéo
No pretendemos alcanzar toda la manera de pensar de Dios, porque el pensamiento de Dios es divino; pero lo que si podemos hacer es evolucionar en nuestra forma de pensar, nuestro carácter y de muchas otras cosas que debemos cambiar y dentro de ellas está nuestra forma de pensar aun en lo económico, en la forma de dar porque a veces creemos que la mejor forma de administrar nuestras finanzas es dejando de dar, cuando lo mejor que podemos hacer es cuidarnos de no levantar un altar al dinero en nuestro corazón, un altar al dios Mamon porque de ser así, en lugar de expandirnos, nos estaremos contrayendo.
Por tanto, arrepentíos y convertíos, para que vuestros pecados sean borrados, a fin de que tiempos de refrigerio vengan de la presencia del Señor, y El envíe a Jesús, el Cristo designado de antemano para vosotros…
(Hch 3:19-20 LBLA)

Necesitamos cambiar de opinión sobre las situaciones que nos rodean; ser flexibles porque es un tiempo de cambios el que vivimos y Dios está obrando en formas que a veces, no son convincentes a nuestra forma de pensar y si no las aceptamos, podemos perder la bendición de Dios.

CAMBIO POSICIONAL
Del Diccionario Strong No. 3327 Metabaíno
En verdad, en verdad os digo que viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que oigan vivirán.
(Jua 5:25 LBLA)

Cuando le creemos a Dios, estamos en una posición de vida, porque nos cambiaron de un lugar a otro, nos cambiaron de las tinieblas a la luz. Pero para poder llegar al cambio posicional, es necesario que primero tengamos el cambio en nuestros conceptos porque si no; la idea del cambio posicional, no estará por mucho tiempo en nuestra vida. Es por eso que los animales regresan a su misma manera de vivir porque ellos no pueden tener un cambio de mente, un cambio de opinión sobre lo que ellos hacen; y por consiguiente, no pueden tener un cambio posicional.
Necesitamos saber que este es un tiempo de cambios, un tiempo de evolución y por eso es que la Iglesia de Cristo no puede seguir en carnalidades. Necesitamos tener un cambio interno para tener un cambio posicional en nuestra vida y que sigamos avanzando con nuestra vista y corazón puestos en Cristo Jesús.
Anterior
Siguiente