jueves, 28 de septiembre de 2017

¿Puede un cristiano tener un demonio? - Andrés Corson

¿Puede un cristiano tener un demonio?


4 factores que determinan nuestro comportamiento:
1. Haber sido concebidos en pecado.
2. Las conductas aprendidas.
3. Las fortalezas mentales.
4. Los demonios.



¿Qué son los demonios?

Son como el cáncer, atacan permanentemente. Buscan cuerpos donde habitar y son como las cucarachas, viven donde hay basura pero se visten como ángeles de luz. Un cristiano pude ser Influenciado, controlado y atacado por un demonio, pero jamás pertenecerle. 1 de corintios 3:23 dice: “Y ustedes pertenecen a Cristo, y Cristo pertenece a Dios”. Señales de actividad demoniaca: Voces en la mente que nos acosan, se burlan de nosotros y nos tientan. Confusión mental: distracción al orar, adorar o leer la Biblia. Traen indignidad al servir a Dios. Mentiras en nuestra mente acerca de Dios, de otras personas y de nosotros mismos. Pensamientos agresivos o violentos, sexuales o de muerte. Volver una obsesión cualquier situación. Sentimientos de culpa y de condenación. Tener pesadillas. Bloqueo a la visión o al propósito de nuestra vida.

Un cristiano debe:
Honrar el nombre de Dios.
Priorizar su salud espiritual.
Crucificar su carne.
Sanar sus heridas.
Buscar la santidad.
Reconocer que estamos en una guerra.

¿Cómo ser libres?
1. Identificar si detrás de nuestras acciones hay un demonio o es nuestra carne.
2. Leer la Biblia, orar y adorar a Dios.
3. Dejar de pecar.
4. Crucificar nuestra carne.
5. Echar fuera a los demonios.
Anterior
Siguiente