lunes, 21 de junio de 2010

Sonia Luna - Las Etapas Del Matrimonio

 Aprende como reconocer las etapas del matrimonio y a resolver sus retos. 

Hay divergencias y otros cambios inevitables en el matrimonio, que se pueden convertir de malos a buenos, una vez que se reconocen por lo que son.  Un matrimonio que parece aburrido y monótono puede volverse excitante.  Una situación desesperanzada pude tomarse en una promesa de éxito. 

Señales de problemas

-    Apuros financieros crónicos
No todos los apuros financieros señalan problemas matrimoniales.  Sin embargo, las dificultades financieras crónicas son un factor que hay que examinar muy de cerca.  También examinamos para ver si la persona experimenta constantes o repetidos fracasos profesionales, esto a menudo indica problemas sicológicos individuales o ira en su matrimonio.  Tal vez el esposo quiere estar casado; pero una parte de él añora que alguien lo cuide.  Sepulta ese deseo, pero inconscientemente sabotea empleo tras empleo.  Esto es una señal de advertencia, el esposo dice: si, te dije que quería ser quien ganara el pan, pero parte de mí siente que alguien debe cuidarme.  Tal vez cuando niño nunca recibió la atención que merecía.  Ahora ambos deben esforzarse por resolver estos asuntos, antes de que puedan establecer una buena relación.

-    Problemas e intromisión de parientes políticos
Los problemas de los parientes políticos en general sugieren que los asuntos inconclusos, o etapas incompletas, yacen en el trasfondo. Las herencias, como el revestimiento de la torta son maravillosas, no obstante, lo que procuramos determinar es la perspectiva de que la pareja requiera de esa herencia para poder sobrevivir financieramente. La fricción severa entre parientes políticos indica un problema que cruza las generaciones y que sino se resuelve enconará a la generación presente e infectará a las siguientes.

-    Desequilibrios y tensión familiar
Peleas crónicas, desarreglos en las relaciones sexuales, alianzas partidistas en la familia y problemas con los hijos y respecto a ellos.

-    Desarreglos emocionales o sicológicos

Cualquier dificultad emocional o sicológica en uno de los cónyuges influirá en el otro. SIEMPRE.  Otros síntomas similares es la ansiedad, dependencia o adicciones a substancias químicas, así como manías compulsivas tales como perfeccionismo extremo, dedicación exagerada al trabajo, adicción a gastar, etc.

-    Posición religiosa

¿Que trata de decirle su matrimonio?


Todos estos síntomas son meramente la espuma superficial.  Su presencia en el matrimonio, así como su evidencia en las parejas, nos dicen que hay algo que ocurre mucho más adentro.  Internémonos en las profundidades de los problemas, antes que poner un vendaje en la superficie.  Estas intimidades, las entrañas mismas del matrimonio, pueden compararse con las dinámicas de un juego de béisbol, porque, aunque no lo crea, estas no son muy diferentes a las de la pareja.  A las bases las llamamos “etapas”.

En el matrimonio hay 3 entidades: el esposo, la esposa y el matrimonio en sì mismo.  Como si este fuera un organismo vivo y que respira.  Si el matrimonio no crece es porque se está muriendo, al igual que cualquier organismo vivo.  Cuando un matrimonio se atora en una etapa, deja de crecer. 

Por definición tenemos que las etapas son períodos predecibles y necesarios, que involucran lo físico, emocional y espiritual.  Las etapas son, en sì mismas, la norma.  Los denominadores comunes de cualquier matrimonio.  Son universales.  Forman el esqueleto al cual se pegan los problemas y los placeres.  Las tareas que acompañan a estas etapas deben completarse antes de que comiencen las de las siguientes.  Por tareas quiero decir los cambios de actitudes que uno debe hacer o acciones que debe realizar, para poder mantener una relaciòn marital ìntima.  Si usted juega ajedrez reconoce la estrategia del juego segùn progresa la partida.  Sus metas al principio de la jugada no son las mismas que al final.  Lo mismo ocurre en el matrimonio.  El contrato original deja de servir y debe reescribirse.  En las partes segunda, tercera, cuarta, quinta y sexta examinaremos cada etapa en detalle.

Las etapas del matrimonio son:
  • Primera Etapa: Amor Joven, los primeros 2 años.
  • Segunda Etapa: Amor realista, desde el 3ero al 10mo años.
  • Pueden dos personas independientes llegar a ser una unidad?
  • Quién manda?
  • Está su cerebro afectando su experiencia sexual?
  • Elige opciones responsables?
  • Tercera Etapa: Amor Confortable, desde el 11mo al 25to años.
  • Puede seguir enamorado cuando la realidad se impone?
  • Agendas ocultas: su causa y su cura
  • Puede escribir un nuevo contrato matrimonial?
  • Puede edificar su matrimonio a prueba de niños?
  • Cuarta Etapa: Amor Renovado, del 26to al 35to años.
  • Quinta Etapa: Amor Trascendente, del 36to año en adelante.

Una buena unión se puede mejorar.  Todo depende de encontrar y manejar las fuentes de los problemas, las discordias y los cambios.  Queremos ayudarte a hacerlo. Más adelante estaremos desarrollando cada etapa para explicarte y ayudarte a superarla.
Anterior
Siguiente