jueves, 24 de septiembre de 2015

Sergio G. Enríquez O - Formando Lo Creado




Existe estudios que Dios nos revela con el propósito que vayamos comprendiendo lo que
hemos vivido, lo que estamos viviendo y aun lo que nos queda por vivir; es muy importante que
los comprendamos porque existe mucho del pueblo de Dios que ha sufrido en el pasado y no
se explican por qué han vivido lo que han vivido; y no es sino hasta que Dios nos enseña lo
que está escrito en la Biblia, y es entonces cuando podemos comprender cuál es nuestro
presente y cuál nuestro futuro cuando. Por eso debemos comprende que no es lo mismo
formar y crear, lo podemos ver desde el principio del génesis, también lo podemos ver en la
familia cuando un padre engendra un hijo, tiene que darle ejemplos para la vida que en algún
momento tendrá que enfrentar y eso lo llevará a la formación.


Todos hemos sido creados y todos hemos sido formados, pero dependiendo de quién lo haya
hecho podría ser que estemos debidamente formado o en su defecto deformados y si ese fuera
nuestro caso, debe venir un movimiento de parte de Dios para que seamos reformados y que
tengamos la forma que a El le agrade porque no se trata solamente de la forma material,
externa o corporal, sino en lo espiritual porque en el principio nos pudieron crear y depende
donde hayamos nacido, habrá sido entonces la forma que tengamos en nuestro interior.

Génesis 1:27 LBLA Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó;
varón y hembra los creó.
Génesis 2:7 LBLA Entonces el SEÑOR Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y
sopló en su nariz el aliento de vida; y fue el hombre un ser viviente.
Notemos que en el primer versículo Dios creó al hombre y en el siguiente versículo lo formó;
por eso es que una vez que nacemos de nuevo, también es necesario que nos formen lo cual
no se terminará sino hasta que Dios decida la forma en la que nos llevará con El y si por alguna
circunstancia no llegamos a terminar esa formación en esta dimensión, detrás del velo, o sea
después que hayamos empezado a dormir el cuerpo (en un cementerio) tendremos la
oportunidad que nos terminen de formar en lo espiritual. El problema es que a veces creemos
que ya estamos formados y completos; nos atrevemos a creer incluso que podemos hacer la
obra de Dios, pero si El no nos ha llamado a trabajar en Su viña porque aun no es el tiempo, es
mejor que no empezamos por nuestras propias fuerzas porque lo único que nos podemos
encontrar son verdaderos problemas.

 El período del nacimiento físico y espiritual, es un momento de mucha alegría porque es el
momento de la creación, por eso dice la Biblia que cuando un pecador se arrepiente y nace de
nuevo, hay fiesta en los cielos, pero está pendiente la formación.

Isaías 43:1-2 LBLA Mas ahora, así dice el SEÑOR tu Creador, oh Jacob, y el que te formó,
oh Israel: No temas, porque yo te he redimido, te he llamado por tu nombre; mío eres tú.
Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo, y si por los ríos, no te anegarán; cuando
pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama te abrasará.

¿Por qué le dice que no tenga miedo? Cuando era Jacob, lo tenía todo y cuando lo formaron
para empezar a caminar como Israel, tendría que pelear, tendría que esforzase; sin embargo
nada dependería de él mismo sino que había pasado a ser propiedad de Dios. Por eso vemos
que en el versículo 2 llega la formación de lo que nosotros necesitamos porque podemos notar
que dice el versículo que al pasar por las aguas, El estará con nosotros, esto es el bautismo,
cuando el viejo hombre muere y nuestra alma nace a novedad de vida, hasta que finalmente
dice que cuando pasemos por el fuego, no nos quemará porque es ese el fuego del Espíritu
Santo, el bautismo por el Espíritu Santo y empezamos hablar en lenguas, pero entonces el
punto es que todo tiene un proceso.

Salmos 139:15 LBLA No estaba oculto de ti mi cuerpo, cuando en secreto fui formado, y
entretejido en las profundidades de la tierra.
Cuando llevaron a la cruz a Jesús, estaba empezando a formarse porque se había despojado
de ser igual a Dios, pasó por todo el proceso hasta que descendió a los infiernos y estando ahí
es donde fue formado en lo secreto, donde nadie estaba viendo lo estaba pasando.
Juan 7:3-5 LBLA Por eso sus hermanos le dijeron: Sal de aquí, y vete a Judea para que
también tus discípulos vean las obras que tú haces. Porque nadie hace nada en secreto
cuando procura ser conocido en público. Si haces estas cosas, muéstrate al mundo.
Porque ni aun sus hermanos creían en El.

La forma de pensar del mundo es que hagamos lo que hagamos debemos hacerlo en público
para que los demás lo vean, para que nuestra vanagloria sea incrementada; pero esa no es la
forma como Dios actúa; en lo secreto es cuando la unción de Dios se hace manifiesta

inicialmente para ver si podemos sobrellevar las maravillas que eso conlleva y si logramos
pasar la prueba, entonces Dios nos permite que seamos puestos en alto, pero una vez que
muramos como lo hicieron con Jesús, y estando muertos a nuestros deseos y pasiones en lo
personal, podemos estar en público sin que eso nos dañe, sin que eso nos llene de vanidad.
Por eso es que Dios está muy interesado en que seamos formados en lo secreto.

Mateo 6:4 LBLA ...para que tu limosna sea en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te
recompensará.
Cuando hacemos una obra de misericordia en lo secreto, lo primero que queremos es
comentarlo a los demás para que todos sepan lo bueno que creemos que somos. El problema
es que si eso sucede, tendremos honra ante los hombres, pero en los cielos no habrá ningún
reconocimiento porque ya se hizo en la tierra. Pero si hacemos obras de misericordia en
secreto y no tenemos reconocimiento en la tierra, Dios lo anota en el libro de las obras y de
alguna forma estaremos agradando el corazón de Dios. Lamentablemente es humano que
pretendamos ser vistos cuando damos, pero no es del agrado del corazón de Dios, porque lo
que es formado en lo secreto, El lo reconoce en público.

Mateo 6:6 LBLA Pero tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cuando hayas cerrado la
puerta, ora a tu Padre que está en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te
recompensará.
Esto no significa que no oremos en público, como tampoco significa que no demos sin
formación; el punto es que si no oramos en lo secreto, podríamos decir que no podemos orar
en público porque Dios no desea que exhibamos una falsa piedad, sino que en lo secreto es
donde debemos derramar nuestra alma para que nuestra comunión con Dios pueda agradarle
tanto en lo privado como en lo publico.

Mateo 6:18 LBLA ...para no hacer ver a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está
en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.
Si estamos ayunando, deberíamos hacerlo en secreto, no es necesario que lo hagamos
público; si alguien nos está invitando a comer y nosotros estamos en ayuno, sencillamente
podemos decirle que le agradecemos la oportunidad y que en ese momento no podemos


aceptar la invitación, porque no se trata de que todos sepan que estamos en ayuno; eso es
algo solamente entre Dios y nosotros.

Mateo 10:27 LBLA Lo que os digo en la oscuridad, habladlo en la luz; y lo que oís al oído,
proclamadlo desde las azoteas.
A veces nos encontramos con personas que se ponen a repetir cosas que no comprenden,
quizá un mensaje escatológico; lo hacen con el único propósito que los demás los reconozcan
en público; pero con esas actitudes no agradan a Dios.
Mateo 24:3 FTA Y estando después sentado en el monte de los Olivos se acercaron
algunos de los discípulos y le preguntaron en secreto: Dinos ¿cuándo sucederá eso? ¿Y
cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo?
La escatología se pregunta en secreto y Dios nos puede revelar el momento de Su venida.
Juan 7:10 LBLA Pero cuando sus hermanos subieron a la fiesta, entonces El también
subió; no abiertamente, sino en secreto.
Jesús había subido en secreto y se manifestó en público diciendo que si alguien tenía sed,
podía llegar a El. No es necesario que hagamos alarde de quien creemos que somos cuando
llegamos a un lugar, solamente con el propósito de ser el centro de atención. Debemos esperar
el momento en el que Dios nos indique para compartir Su palabra.

Juan 7:50-51 Castillian Uno de los jefes, Nicodemo, el que anteriormente había ido a ver
a Jesús, les dice: "¿Acaso nuestra ley condena a nadie sin haberlo escuchado antes y
sin averiguar sus hechos?".
Cuando alguien se acostumbra a buscar a Jesús en secreto, aprende en secreto y cuando ve
una injusticia que es considerada como tal en la Biblia, se opone y se levanta en contra y

entonces es echado fuera, pero afuera se encuentra el que había sido y su sanador porque los
que en secreto reciben de Dios, el mundo los rechaza en el mejor momento para ellos.

Juan 11:28 LBLA Y habiendo dicho esto, se fue y llamó a su hermana María, diciéndole
en secreto: El Maestro está aquí, y te llama.
La venida secreta de nuestro Señor Jesucristo es para la novia, para los que hemos estado
esperándolo con todo nuestro corazón, y la venida pública es para cuando venga a juzgar
aquellos que le dieron la espalda a Dios.
Juan 19:38 LBLA Después de estas cosas, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús,
aunque en secreto por miedo a los judíos, pidió permiso a Pilato para llevarse el cuerpo
de Jesús. Y Pilato concedió el permiso. Entonces él vino, y se llevó el cuerpo de Jesús.
Cuando las cosas se pueden poner muy difíciles, casi nadie quiere tener algo que ver con un
Jesús muerto; es entonces el momento cuando aquellos que fueron formados en lo secreto,
salen sin miedo a lo que tengan que enfrentar con tal de levantar el cuerpo de Jesús; en ese
mismo momento un grupo de discípulos que estuvieron con Jesús cuando estaba vivo; ahora
andaban corriendo huyendo, mientras hubo uno de los apóstoles que lo vendió y otro le negó;
hubo uno que por haberse quedado sin tumba, quizá se fue con nuestro Señor Jesucristo
porque le cedió el lugar que tenia para su reposo; no había una tumba para él; pero todo fue
por haber sido formado en secreto
Anterior
Siguiente