viernes, 7 de agosto de 2015

Otoniel Font - Una Excusa Para Dios




¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.  Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.  Isaías 40:28-31


El pueblo de Israel había vivido muchos años de esclavitud y había perdido la pasión por el cumplimiento de la promesa de Dios en sus vidas.  Por eso la pregunta ¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? En otras palabras, Isaías le preguntaba al pueblo: ¿No has sabido, ni has oído lo que Dios está haciendo?  Solo espera en Jehová, y tendrás nuevas fuerzas.

La razón por la cual la gente deja de perseverar hoy día es porque no saben, ni oyen lo que Dios está haciendo para llevarlos al lugar que les ha prometido.  Pero debes estar convencido que, desde el instante en que Dios dijo que iba hacer algo contigo, comenzó a poner en orden todas las cosas para que alcances lo prometido.

Dios hace varias cosas con su pueblo, para llevarlo a recibir fuerzas como las águilas.

Primero, Dios realinea todas las cosas. Aunque, cuando mires a tu alrededor, todo parezca un caos, permanece tranquilo; Dios está trabajando.  Es como cuando vas a organizar el guardarropa de tu habitación; tienes que sacar todo del guardarropa, lo que creará un desorden en tu habitación, pero luego comienzas a reordenar todo lo que sacaste y, entonces, tú guardarropa comienza a verse organizado.

Segundo, Dios está reconstruyendo todas las cosas. Aunque pienses que el mundo se te ha ido abajo, es solo una excusa para que Dios comience a fortificar y hacer sólidas las cosas en tu vida. Es de esa misma manera que se destruye una casa de madera, para construir una estructura de cemento con cimientos fortificados y sólidos.

Tercero, cuando Dios haya realineado y reconstruido tu vida, llegará el tiempo de tu liberación; lo que da paso a lo cuarto, donde se renovarán tus fuerzas.

Has visto caos y ves que la situación es difícil, pero tranquilo; Dios está realineando y reconstruyendo todas las cosas.  Llegará el tiempo de liberación para ti.  Renueva tus fuerzas y levanta vuelo.  Verás lo que Dios te ha prometido.  Los que esperan a Jehová, tendrán nuevas fuerzas.
Anterior
Siguiente