miércoles, 22 de febrero de 2012

Luis Bravo - Llenando Nuestros Vacios

Por: Luis Bravo - www.LuisBravo.org

Cuenta la Biblia que luego de aquella gran batalla en la cual Sansón derroto a mil de sus enemigos, tuvo mucha sed, al punto que sentía desfallecer; en su angustia clamo a Dios, quien le abrió una fuente de agua, que no solo calmo su sed física, sino que dice la Biblia que lo reanimo en su alma y lo vivifico en su espíritu, fue por eso que Sansón llamo a aquella fuente: En-hacore, que significa, el manantial del que clamo. Jueces 15.


Muchas veces en nuestra vida, nosotros podemos alcanzar grandes victorias como las de Sansón, e incluso tener muchos de los bienes materiales que otros desean, como le sucedió al Rey Salomón, pero aun así sentirnos vacios, porque Salomón llego a tener mil mujeres, y en el libro de Eclesiastés vemos su búsqueda por encontrar aquello que llenara su ser.

tristezaCuenta también la Biblia, la historia de una mujer en Samaria a la cual Jesús que es lleno de amor y misericordia, fue a buscar especialmente:
Él le dijo*: Ve, llama a tu marido y ven acá. Respondió la mujer y le dijo: No tengo marido. Jesús le dijo*: Bien has dicho: "No tengo marido", porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; en eso has dicho la verdad. Juan 4:16-18.

La mujer samaritana había intentado llenar su vacio interior refugiándose en uno y otro y otro hombre, y ahora se encontraba ahí, frente al salvador, intentando nuevamente refugiarse en un nuevo hombre, porque le dice al señor: No tengo marido.

Sin embargo Jesús había llegado hasta ahí, para hacer vida su palabra y que se cumpliera que el que bebiera del agua que El le daría, no tendría sed jamás. Juan 4:13-14.

El propósito de Dios es pues que no tengamos vacios en nuestro corazón, porque cuando una persona esta vacía, es candidata para que lo malo venga a ocupar dicho lugar.

Nuestro señor Jesucristo lo enseño cuando hablo de los espíritus inmundos que salen del hombre, diciendo:
Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, pasa por lugares áridos buscando descanso y no lo halla. Entonces dice: "Volveré a mi casa de donde salí"; y cuando llega, la encuentra desocupada, barrida y arreglada. Va entonces, y toma consigo otros siete espíritus más depravados que él, y entrando, moran allí; y el estado final de aquel hombre resulta peor que el primero. Mateo 12:43-45.
Dice la biblia que encuentra la casa, es decir a la persona, desocupada; entonces trae siete espíritus peores que él y la vuelven a ocupar su vida, y el estado postrero de dicha persona, viene a ser peor que el primero.

Por eso vemos personas que aunque quieren cambiar y lo intentan porque limpian su casa, van de mal en peor, porque nuestro Dios no un Dios de dejar vacios, sino que es un Dios de sustitución.

Dios no nos quita nada, sin antes haber preparado algo para llenar el vacío que aquello dejara en nuestras vidas.

Jesús por ejemplo, está listo para ir a la cruz y ascender al cielo, pero les dice a sus discípulos que no los dejaría huérfanos, sino que enviara a un Paracletos en griego, es decir a alguien a su lado para auxiliarlos y ayudarlos, como un abogado, ayudador, consolador, etc. , es decir El Espíritu Santo. Juan 14, 15 y 16.

Dios quita algo, pero lo sustituye con algo nuevo: He aquí, hago algo nuevo, ahora acontece; ¿no lo percibís? Aun en los desiertos haré camino y ríos en el yermo. Isaías 43:19.

También vemos en Efesios 4 del 22 en adelante, como Dios quita por ejemplo hablar falsedad, y lo sustituye con hablar verdad, quita robo y pone trabajo, quita palabras malas y las sustituye con palabras de bendición.

soy felizPor eso es importante llenar nuestros vacios, pero como mencionamos antes, llenarlos con aquellas cosas buenas que Dios ha preparado para nosotros.
Como dijo es Apóstol Pablo, todo me es lícito, más no todo me conviene. 1 Corintios 10:23.

Porque algunos van y llenan sus vacios con vicios, licor, drogas, prostitución, robo, etc.; pero todo eso solo trae destrucción al final de todo.

Dice la Biblia, hablando del Rey Salomón, que cuando fue viejo, sus mujeres desviaron su corazón tras otros dioses, y esto le costó la división de su reino. 1 de Reyes 11.

Por eso: Que estas eligiendo para llenar tus vacios?, tal vez tu cónyuge te abandono y ha dejado un vacio en tu vida, pero con que lo estas llenando?, muchos encontrarían en situaciones como estas, la excusa perfecta para buscarse otra persona y posiblemente estarían justificados, sin embargo los mas que vencedores, son aquellos que en lugar de justificar su pecado, van a ver la oportunidad para correr y refugiarse en su Señor.

Que vacios tienes hoy?, con que los estas llenando?, vas a seguir justificándote en lo que haces?, ó vas a correr a Jesús que tiene el agua de vida que puede saciar tu sed y llenar todo vacio de tu corazón.

Dice la Biblia: que en el último día, el gran día de la fiesta, Jesús puesto en pie, exclamó en alta voz, diciendo: Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba. El que cree en mí, como ha dicho la Escritura: "De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva." Juan 7:37-38.

Pasaras de ser tierra seca y sedienta, a convertirte en manantiales de agua que alimente a otros.

Dios te llama hoy, solo él puede llenar los vacios de tu corazón, solo él puede saciar la sed de tu ser y proveerte, aquellas cosas buenas que llenaran de ahora en adelante tu vida.

Dios nos ama, búscale en oración hoy.
Anterior
Siguiente