martes, 8 de noviembre de 2011

Luis Bravo - Oracion para ser librados del mal - La Oracion de Jesús y la Oracion de Jabes

 Por: Luis Bravo - Director de Bendiceme Networks

“y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió”. 2 Crónicas 4:10 final.

Cuando leí por primera vez la oración de Jabes, me impresiono que Dios le concedió lo que el pidió. También me impresiono la petición final de Jabes de ser librado del mal para no sufrir daño.

Fue lo mismo que Jesús dijo cuando enseñaba a orar a sus discípulos: “Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal” Mateo 6:13.


De esta manera Jesús concluyo su oración igual como lo había hecho Jabes tiempo atrás. Como le dijo Jesús a Pedro cuando pregunto quién dicen ustedes que soy, y Pedro contesto: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente” Mateo 16:16; Jesús le contesto: “Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos” Mateo 16:17.

oracionDe igual forma, creo que Jabes recibió la revelación de Dios para pedir en ese momento de tal forma que agrado a Dios y El le concedió lo que pedía.
Pero ¿por qué pedir ser librados o guardados del mal?. El mal nos daña, nos causa dolor y muchas veces se presenta como algo bueno, dice la biblia que aun Satanás se disfraza como un ángel de luz, 2 corintios 11:14.

Siempre lo he comparado a un señuelo o carnada de pesca, no funciona igual para todos los peces, pero cuando sabes elegir bien, puedes atraer al pez que quieres.

De igual forma creo que el diablo en su astucia, sabe que es lo que nos atrae y trata de ofrecernos ese tipo de señuelos o carnadas para hacernos caer en sus garras.

En Proverbios 7 encontramos la historia de un joven falto de juicio, que va en busca de una mujer adultera y dice la biblia versos 21 al 23:


Con sus palabras persuasivas lo atrae, lo seduce con sus labios lisonjeros.
Al instante la sigue, como va el buey al matadero, o como uno en grillos al castigo de un necio,
hasta que una flecha le traspasa el hígado; como el ave que se precipita en la trampa, y no sabe que esto le costará la vida.
Le pusieron el señuelo y lo mordió, y así como el pez que es atrapado piensa que va a disfrutar de un delicioso bocadillo pero en lugar de eso encuentra un anzuelo que traspasa su boca, así nuestras vidas son traspasadas cuando caemos en la tentación.
¿Qué debemos hacer entonces?

1.- Velad y Orar: “Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil” Mateo 26:41 .

1.1. Dios nos llama a estar alertas: a velar, a mantenernos sobrios ante lo malo.
Cuando recibí el entrenamiento de reservas militares, recuerdo que durante las campañas que realizábamos en la montaña, se organizaban turnos de vigilancia.

Velar era mantenerse atento con la mirada en el horizonte vigilando que nada que nos pudiera hacer daño se acercara o incursionara dentro de nuestro campamento.

De igual forma debemos velar en nuestra vida, puestos los ojos en Jesús, atentos a que nada pueda entrar en nuestra vida que nos pueda causar daño.

1.2. Y luego orar. Jesús es nuestro mejor ejemplo de oración, el siempre oro durante su ministerio, amanecía orando por su jornada del siguiente día, encomendaba su vida y todas sus obras a Dios para cumplir con su propósito y El nos enseño y motivo a orar.
Pero no solo orar con el entendimiento sino orar en el Espíritu: “Y de la misma manera, también el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; porque no sabemos orar como debiéramos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles; y aquel que escudriña los corazones sabe cuál es el sentir del Espíritu, porque El intercede por los santos conforme a la voluntad de Dios”. Romanos 8:26-27.
Jesús se fue, pero nos dijo que no nos dejaría huérfanos, sino que enviaría un “Parakletos” en griego, es decir: Un asesor, consejero, consolador, ayudador, abogado.

El Espíritu Santo pues, nos ayuda a orar de una mejor forma para ser librados de lo malo.

2.- Huir y Sustituir: “Huye, pues, de las pasiones juveniles y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que invocan al Señor con un corazón puro”. 2 Timoteo 2:22

2.1. Primero Huir: Cuando Jose estaba siendo seducido en Egipto por la esposa de Potifar, este salió huyendo: “Entonces ella lo asió de la ropa, diciendo: ¡Acuéstate conmigo! Mas él le dejó su ropa en la mano, y salió huyendo afuera” Génesis 39:12. Es lo mismo que Pablo le escribe al joven Timoteo, Huye!!!. Al pecado no hay que hacerle frente diciendo: “Lo tengo bajo control, se hasta donde llegar, no me pasara a mi”. Hay que hacerle frente huyendo. Como dice un refrán popular: Más vale que digan que aquí corrió, que aquí murió.

huir
2.2. Y Segundo, Sustituir: Existe un principio bíblico que nos quita lo malo pero no nos deja vacios, sino que lo sustituye con algo bueno. Este principio lo encontramos en Efesios 4, donde dice:
Dejando falsedad – Hablad Verdad
No robes mas – Trabaja
No malas palabras – Palabras de edificación
Y vemos que en segunda de Timoteo 2:22 dice primero Huye!!!, pero luego sustituye el vacio de las pasiones con justicia, fe, amor y paz, en compañía de personas que con un corazón puro, invocan al Señor. “El que anda con sabios será sabio, mas el compañero de los necios sufrirá daño” Proverbios 13:20.

3. Ser Piadoso: “el Señor, entonces, sabe rescatar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos bajo castigo para el día del juicio, especialmente a los que andan tras la carne en sus deseos corrompidos y desprecian la autoridad” 2 Pedro 2:9-10.

Aquí hace una pequeña comparación entre un piadoso y uno que no lo es, queremos ser piadosos, evitemos las características del injusto, y algo muy importante, debemos saber que estos inicuos no están lejos, sino dentro de nuestras congregaciones banqueteando y teniendo comunión con los verdaderos hijos de Dios.

El apóstol Pedro nos da algunas características en 2da de Pedro 2: “Son atrevidos y obstinados, no tiemblan cuando blasfeman de autoridades angélicas, se deleitan en placeres disolutos durante el día, se deleitan en sus engaños mientras banquetean con nosotros, tienen los ojos llenos de adulterio y nunca dejan de pecar, seducen almas inestables, corazón ejercitado en avaricia, prometen libertad mientras ellos son esclavos, y son como el perro que vuelve a su vomito”, entre otras.

“Cuidaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos; pero el árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado al fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis” Mateo 7:16-20.
Así que cuando veamos a alguien de nuestra congregación haciendo algo que el Espíritu Santo nos da testimonio que no está bien, no lo imitemos, no importa el privilegio o cargo que tenga, sino hagamos las del apóstol pablo : “Sed imitadores de mí, como también yo lo soy de Cristo”, 1 Corintios 11:1.

Y por ultimo:

“Por tanto, el que cree que está firme, tenga cuidado, no sea que caiga. No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea común a los hombres; y fiel es Dios, que no permitirá que vosotros seáis tentados más allá de lo que podéis soportar, sino que con la tentación proveerá también la vía de escape, a fin de que podáis resistirla” 1 corintios 10:12-13.
Dios nos provee la salida para no caer en tentación y ser librados del mal, pero no pasa sobre nuestra voluntad, la decisión final es nuestra.

Bendiciones ;-)

Luis Bravo - Bendiceme Networks
Anterior
Siguiente