viernes, 26 de agosto de 2011

Esperar en Ti - Jesus Adrian Romero


Al SEÑOR esperé pacientemente, y El se inclinó a mí y oyó mi clamor.
Me sacó del hoyo de la destrucción, del lodo cenagoso; asentó mis pies sobre una roca y afirmó mis pasos.
Puso en mi boca un cántico nuevo, un canto de alabanza a nuestro Dios; muchos verán esto, y temerán, y confiarán en el SEÑOR.
Salmo 40:1-3.

Anterior
Siguiente