domingo, 16 de enero de 2011

Apostol Sergio Enriquez - Los Extraviables

Debemos saber que se contaminan los que son contaminables y existen los que nunca se contaminan aunque estén en medio de cualquier situación o acompañados de quien sea; y de esa manera se extravían los extraviables; y para ese efecto, veremos algunas citas bíblicas que nos ampliarán el panorama a este respecto. Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. (Apocalipsis 19:20 RV 1960)

El falso profeta engañó solamente a los que habían recibido la marca de la bestia y como consecuencia, lo adoraron; pero su paga fue que los lanzaran al lago de fuego.
Y fue aprisionada la bestia, y con ella el falso profeta, que hacía señales delante de ella, con las cuales extraviaba a los que habían recibido el carácter de la bestia y a los que adoraban su imagen; vivos fueron arrojados ambos al lago de fuego que arde con azufre." (Apocalipsis 19:20 BNC)
En la Biblia del año 1960, podemos notar engañó a los que se habían dejado poner la marca; pero lo interesante es la forma como tradujo el mismo versículo la Biblia Nacar Colunga, porque engaña a los que habían recibido el carácter de la bestia. Hoy día la marca a la que se refiere la versión de la Biblia Reina Valera 1960; podría ser un chip implementado en forma subcutánea; lo cual están practicando con ponerlo en algunos animales domésticos lo cual se está levando a cabo principalmente el continente europeo; y tienen el proyecto de legislarlo para que se de lugar, con el propósito que la humanidad vaya aceptando la idea, implantándolo en funcionarios de algunos gobiernos, específicamente en grupos de seguridad.
Después lo querrán hacer en empresas y luego para toda la humanidad; porque de alguna forma esa marca será literal, pero lo que debe llamarnos la atención es que en lugar de marca, puede ser un carácter, como lo describe el versículo que describimos; lo que nos deja ver que la marca no será solamente en la piel, sino que, al hablar de carácter, nos está refiriendo a una marca en el alma. Es por eso que los tatuajes también están tomando mucho auge para adormecer la mente de la humanidad y que las tinieblas sigan avanzando en este aspecto.
Pero el punto es que el carácter no está en la piel sino, en el alma; y es por eso que necesitamos estudiar algunos puntos como el hecho de qué es carácter; porque el mal carácter es el eslabón para adoptar el carácter de la bestia. De hecho el carácter el temperamento y personalidad están íntimamente ligados entre sí, y para tener una mejor comprensión, veremos algunos concepto:
Se le llama carácter a la combinación de valores, sentimientos y actitudes que se forma a partir del carácter de otras personas que rodean al niño, medio social con su norma, la religión y las relaciones interpersonales.
Se le llama temperamento al conjunto de rasgos determinado por factores biológicos entre ellos lo hereditario y que se manifiestan en reacciones de la persona, influencias por su sistema neuroendocrino.
Se llama personalidad al conjunto de rasgos que definen a una persona al enfrentarse a la vida y está conformada por el carácter y el temperamento.
Una vez que hemos visto estos conceptos, es necesario que veamos el eslabón que nos puede llevar al carácter de la bestia y para evitar esa situación en nuestra vida si no logramos controlarnos; Dios podría cortarnos la vida para evitar que seamos marcados por la bestia, pero lo haría por amor.
Si el carácter es un conjunto de sentimientos; esto debe llevarnos a recordar el versículo que dice: haya pues en vosotros el mismo carácter de Cristo... lo que debemos buscar es que vivamos el carácter de nuestro Señor Jesucristo porque la meta no es llegar a tener el carácter de un ministro del evangelio, sino que, lleguemos a ser a la imagen del Hijo y para eso debemos tener el carácter, el temperamento y la personalidad de Cristo.
En la antigüedad cuando se moría un rey, lo lloraban y ponían al siguiente; pero mientras moría el anterior, ellos decían tristemente: el rey ha muerto; pero inmediatamente decían: que viva el rey... por el nuevo rey. Es lo mismo que nosotros deberíamos decir: que muera el rey que pueda vivir en nosotros y que viva y gobierne el Rey Jesucristo en nosotros; pero para eso debemos analizar qué es lo que llevamos dentro.
EL MAL CARÁCTER
Su nombre era Nabal, del clan de Caleb, y su mujer se llamaba Abigail. La mujer era inteligente y atractiva, pero él era rudo y de mal carácter. (1 Samuel 25:3 BPD)
¿Cuál y por qué era su mal carácter?
Ahora pues, mira y reconoce lo que has de hacer, porque el mal está decidido contra nuestro amo y contra toda su casa, pues él es un hombre de tan mal carácter que no hay quien pueda hablarle. (1 Samuel 25:17 RVA)
En el idioma hebreo, dice: es un hombre tan hijo de Belial que nadie le puede hablar... la forma de definir al mal carácter fue entonces, en que nadie se le podía acercar para hablarle a Nabal, lo cual es un eslabón para el carácter de la bestia. Si ese es el espejo de muchos de nosotros, es mejor que busquemos la ministración de nuestra alma para que no siga avanzando, de otra forma estaremos construyendo un eslabón para el carácter de la bestia.
Por favor, no haga caso mi señor de este hombre de mal carácter, Nabal. Porque como su nombre, así es él: Su nombre es Nabal, y la insensatez está con él. Pero yo, tu sierva, no vi a los jóvenes de mi señor, a los cuales enviaste. (1 Samuel 25:25 RVA)
Notemos que Abigail está relacionando el mal carácter con la insensatez; por lo que debemos buscar en la Biblia cómo es el carácter de los insensatos, con el propósito de descubrir si estamos siendo encaminados por ese eslabón, para que seamos alcanzados por el carácter de la bestia y si ese fuera nuestro caso, debemos buscar al rostro de Dios para pedir perdón y que nos ayude a cambiar nuestro carácter, y que sea el carácter de nuestro Señor Jesucristo en nuestra vida.
Quien se rinde ante un problema, no demuestra fuerza ni carácter. (Proverbios 24:10 TLA)
El que tiene un carácter débil, lo primero que hace es retirarse de la batalla y por consiguiente no conquistará; no hará rhema la orden de Dios en este año para su vida. Debemos demostrar nuestro carácter, enfrentando los problemas que vengan a nuestra vida, peleando sobre nuestros anhelos delante de Dios, pelear por nuestra familia, pelear por hacer la obra de Dios a la cual nos han llamado; pero no desmayar ante los problemas porque si lo hacemos; podemos ser parte de los que refiere la siguiente cita:
Y les habló muchas cosas en parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar; y al sembrar, parte de la semilla cayó junto al camino, y vinieron las aves y se la comieron. Otra parte cayó en pedregales donde no tenía mucha tierra; y enseguida brotó porque no tenía profundidad de tierra; pero cuando salió el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. Otra parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron y la ahogaron. (Mateo 13:3-7 LBLA)
Debemos ser valientes ante las situaciones difíciles que puedan llegar a nuestra vida para no perder la batalla, porque Dios nos ha dicho que somos más que vencedores.
Quien no controla su carácter es como una ciudad sin protección. (Proverbios 25:28 TLA)
Este versículo nos habla que existen caracteres incontrolables, como le dijeron a Rubén, incontrolable como el agua. Rubén no pudo controlar el área sexual de su vida porque aun sabiendo que cierta mujer que había visto, era la mujer de su padre, no le importó y se acostó con ella, porque era de un carácter incontrolable. Pero a nosotros Dios nos ha dado un espíritu de amor, de poder y de dominio propio, por lo cual no podemos tener de pretexto que no podemos dominarnos, cuando Dios dice que sí podemos es porque El nos ha dado las herramientas para hacerlo. Lo que debemos saber es que todos tenemos que trabajar en nuestro carácter, en más de alguna área debemos corregirlo y hoy es el momento de hacer.
La violencia entorpece al sabio, y el soborno corrompe su carácter. (Eclesiastés 7:7 DHH)
Notemos que aun un sabio, se puede prestar al soborno y como consecuencia, corrompe su carácter y eso puede hacer que deje su posición de sabiduría.
No erréis; los malos compañeros corrompen el buen carácter. (1 Corintios 15:33 RV2000)
Debemos cuidar nuestra vida con quién nos hacemos acompañar; porque el único que en determinado momento estuvo entre personas de mala influencia pero no se corrompió, fue nuestro Señor Jesucristo. Nosotros no debemos estar jugando con la tentación de ninguna clase porque en cualquier momento podemos vernos en problemas que nos pueden corromper el buen carácter.
Sea vuestro carácter sin avaricia, contentos con lo que tenéis, porque El mismo ha dicho: NUNCA TE DEJARE NI TE DESAMPARARE... (Hebreos 13:5 LBLA)
Debemos cuidarnos de no caer en la idolatría por el dinero, porque la avaricia es sinónimo de idolatría; antes bien debemos vivir las promesas de Dios a nuestra vida y no amar el dinero porque lo siguiente que nos puede suceder es que adoptemos el carácter de la bestia.
Tu carácter soberbio te ha engañado. Como habitas en las hendiduras de los desfiladeros, en la altura de tu morada, te dices a ti mismo: ¿Quién podrá arrojarme a tierra? (Abdías 1:3 NVI 1984)
Otro de los puntos que debemos cuidar es la soberbia que pueda haber en nuestro corazón. A veces llegan situaciones a nuestra vida que nos puede hacer padecer algunas situaciones, con el propósito que botemos toda soberbia, que quitemos de nuestra mente aquellos pensamiento que nos hacen pensar que todo lo podemos hacer por nuestras propias fuerzas; porque si es de esa manera, podríamos estar apuntando al carácter de la bestia.
Les respondió: Por vuestro carácter inflexible os permitió Moisés repudiar a vuestras mujeres. Pero al principio no era así. (PER Mateo 19:8)
El mal carácter está ligado a la inflexibilidad. Los cristianos deberíamos ser más flexibles, siempre y cuando no vaya en contra de los principios de Dios y que no nos hagan perder la autoridad.
Y se le unieron hombres vanos y perversos, que se hicieron fuertes contra Roboam, hijo de Salomón, porque Roboam era joven y de poco carácter, que no tuvo valor para hacerles frente. (2 Crónicas 13:7 SA)
Mal carácter puede ser alguien que no enfrenta las situaciones que debe enfrentar para poner en claro muchas situaciones, quizá por miedo o por cualquier otra situación no lo hace, y lo único que buscan en lugar de evitar problemas; es crear más problemas por no enfrentar uno cuando es el inicio de alguna situación difícil.
EL CARÁCTER PROBADO
Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, carácter probado; y el carácter probado, esperanza; y la esperanza no desilusiona, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo que nos fue dado. (Romanos 5:3-5 LBLA)
EL CARÁCTER FIRME
Señor, tú conservas en paz a los de carácter firme, porque confían en ti. (Isaías 26:3 DHH)
EL CARÁCTER AMOROSO
No permitas que nadie te desprecie por ser joven. Al contrario, trata de ser un ejemplo para los demás cristianos. Que cuando todos oigan tu modo de hablar, y vean cómo vives, traten de ser puros como tú. Que todos imiten tu carácter amoroso y tu confianza en Dios. (1 Timoteo 4:12 BLS)
En un primer momento, la corrección no parece agradable, sino dolorosa; pero, a la larga, reporta a los que en ella han sido ejercitados un apacible fruto de justicia. (Hebreos 12:11 Castillian)
Necesitamos la disciplina porque eso nos identifica como hijos, al que Dios no disciplina es considerado como un bastardo.
...sino la personalidad escondida dentro, con el adorno inalterable de un carácter suave y sereno. Esto sí que vale a los ojos de Dios. (1 Pedro 3:4 NBE)
Los ojos son el reflejo de tu carácter. Así que, tu bondad o tu maldad se refleja en tu mirada. (Mateo 6:22 TLA)
En lo físico, almático y espiritual; los ojos tienen una influencia muy fuerte para reconocer a una persona. En los ojos físicos, puede identificarse alguna enfermedad, los ojos almáticos están en el reflejo de su rostro lo mismo que el carácter. Pero en lo espiritual, también se puede ver en el reflejo del carácter de una persona, como sucedió con Barjesús, al Apóstol Pablo solo le bastó verlo a los ojos para reprenderlo.
Pero ustedes conocen bien la entereza de carácter de Timoteo, que ha servido conmigo en la obra del evangelio, como un hijo junto a su padre. (Filipenses 2:22 NVI)
Debemos esforzarnos por servir en la obra de Dios y que no haya nada ni nadie que nos haga desviar nuestro buen carácter

Anterior
Siguiente