sábado, 21 de agosto de 2010

Joyce Meyer - Como Escuchar A Dios Cada Mañana

¿Es Usted Fiel o Insensato? Aprenda la Diferencia.

¿Cómo definiría usted la fe?

Es importante para nosotros que sepamos realmente lo que es la fe, porque Dios nos dice que vivamos por fe. Así que, ¿Sabe usted qué es la fe? O ¿Cómo vivirla?


En el siguiente extracto del libro devocional de Joyce, Hearing from God Each Morning (Escuchando a Dios Cada Mañana), Joyce nos ayuda a entender qué es la fe y cómo vivirla.

Viva por la fe, pero no sea insensato.

"Caminamos por fe [regulamos nuestra vida y nos conducimos por nuestra convicción o creencia respetando la relación del hombre con Dios y lo divino, con confianza y fervor santo, así caminamos] no por vista o apariencia" (2 Corintios 5:7)

La Biblia nos enseña a vivir por fe y no por lo que vemos y sentimos, sin embargo, hay ocasiones en que Dios usa nuestras circunstancias para hablarnos.

Por ejemplo, cuando Dave y yo comenzamos a sentir que Dios nos estaba hablando acerca de ir a la televisión, ciertamente ninguno de los dos sabíamos cómo producir un programa de televisión y mucho menos podría salir al aire sin dinero. No teníamos ninguna manera de conseguir suficiente dinero por nuestra cuenta, así que Dios tuvo que proveerlo.

Si hubiéramos escrito a nuestros amigos y colaboradores, y no hubiéramos recibido las finanzas, no hubiéramos podido haber dado el siguiente paso. No importa cuánta fe había de que teníamos que ir a la televisión, también necesitábamos tener el dinero. Creíamos que Dios había hablado a nuestros corazones, pero también necesitábamos que nos hablara a través de nuestras circunstancias.

Debemos conocer la diferencia entre la fe, la insensatez, y la presunción. Habría sido absurdo que nosotros nos  endeudáramos para que pudiéramos salir en la televisión.

Supongamos que una mujer está en oración y siente que debe ir a trabajar para ayudar con los gastos de la familia. Ella decide conseguir un trabajo, pero ella tiene dos hijos pequeños. Si no puede encontrar una niñera confiable, no podrá irse a trabajar.

Esta es una circunstancia que Dios debe solucionar para que ella pueda seguir adelante. Si Dios no provee la niñera, entonces ella tendrá que cuestionar sus ideas acerca de irse a trabajar. Tal vez Dios le está mostrando a ella que al quedarse en casa con su familia en este momento es mejor que trabajar.

Caminamos por fe, pero también debemos pedirle a Dios que nos dé sabiduría para saber cuándo hay que ignorar totalmente las circunstancias y el momento de prestarles atención porque Él las está utilizando para hablarnos y guiarnos.
Anterior
Siguiente