jueves, 27 de agosto de 2009

Luis Bravo - Mas Vale El Buen Nombre Que Las Muchas Riquezas


Muchas veces las personas buscan la riqueza como una forma de obtener el reconocimiento de las personas que nunca han tenido.

En esta búsqueda muchas veces no les importa pasar sobre quien sea, como decimos popularmente, con tal de obtener lo que desean, la ambición los ciega, los mata y termina destruyéndolos, porque aquel reconocimiento que esperaban nunca llega, por el tipo de personas en que se convierten.

Lo hemos visto muchas veces en varias personas, y fue por eso que alguien dijo en una oportunidad que era agradable ser importante, pero era más importante ser agradable.

Hoy en día vemos muchas personas que van detrás de las riquezas, sobre todo del dinero fácil, que por lo general se obtiene de formas incorrectas, hemos escuchado muchos casos de contrabando de mercaderías o de personas, de narcotráfico, de desfalcos millonarios a gobiernos en latino América y todo esto nos lleva a esta reflexión: No estarían mejor estas personas con un poco de dinero pero en paz, porque tal vez puedan escapar de la justicia de los hombres, refugiándose en algún país que no permita su extradición para enfrentar sus cargos, o tal vez puedan refugiarse en el infra mundo rodeados de muchos guardaespaldas y con identidades desconocidas, pero de la mano de Dios no podrán escapar toda la vida, dice la Biblia en el libro de Eclesiastés, que como no se ejecuta luego la sentencia sobre una cosa mala, el corazón de los hijos de los hombres esta inclinado a hacer mal. Como hacen lo malo, y no les pasó nada la primera, ni la segunda ni las mil cuatrocientas treinta y cuatro veces, las personas siguen haciendo lo malo. Sin embargo no todos tienen tantas oportunidades, dice también la Biblia que Dios es paciente, y no queriendo que nadie perezca, ofrece muchas oportunidades a las personas de arrepentirse de la malo que hacen, a algunas les ofrece más oportunidades que a otras, pero también dice la Biblia, que así como Dios es un Dios de Amor, también es fuego consumidor sobre aquellos que reinciden una y otra vez a hacer lo malo, y aunque esta gente logre escapar por algún tiempo, tarde o temprano les llegara su hora de entregar cuentas delante de Dios.

Muchas veces vemos a personas llenas de bienes materiales, pero no pueden disfrutar de ello, el mismo Rey Salomón son toda su sabiduría y conocimiento de Dios, tuvo que reconocer que había probado de todo en su vida para llenar esos vacíos con bienes, riquezas, mujeres y más, pensemos quien no ha oído de la riqueza del Rey Salomón, que cuando una reina vino a visitarlo se postro ante uno de sus sirvientes pensando que era el, imaginemos como se vestía el Rey si así se vestían sus súbditos; sin embargo el exclamo en el libro de Eclesiastés: Vanidad de Vanidades, todo es vanidad; y dijo también que el hecho de que un hombre coma, beba y disfrute su trabajo, es un don de Dios.

Así que debemos considerar que tener riquezas no es malo, cuando eso no es la prioridad de nuestras vidas, recordemos también que Jesús dijo: donde este vuestro tesoro, ahí estará también vuestro corazón, y Dios quiere que en nuestros corazones El y solamente El, sea el primero de nuestras vidas, pero el dinero no es el malo, sino como hemos escuchado muchas veces y como dijo el Apóstol Pablo, lo malo y la raíz de todos los males es el amor al dinero y no el dinero en si, ya que el dinero es necesario para nuestra vida, para el ministerio, para hacer la obra de Dios y para casi todo, así que nosotros podemos tener todo el dinero del mundo que queramos y que Dios nos permita hacer, solamente debemos recordar que antes del dinero debemos mantener un buen nombre, que será una mejor herencia para nuestros hijos que un dinero fácil y mal habido, que solo les traerá vergüenza y decepción de nosotros.

Recuerda que sobre toda cosa guardada, debemos guardar nuestro corazón, porque como dice Proverbios, del el mana ó brota la vida, y no debemos guardarlo solamente de amores humanos, sino de amar las ganancias deshonestas. También Proverbios dice: que es mejor lo poco con justicia, que lo mucho sin derecho, y algo que me llama la atención mucho de este pasaje, es que en la Biblia Dios llama a cosas buenas, pero también menciona cosas que son mejores, tener dinero es bueno, pero ganarlo bien es mejor.


Dios te bendiga.

Lic. Luis Armando Bravo S.

www.LuisBravo.org
Anterior
Siguiente