martes, 25 de agosto de 2009

Luis Bravo - La Operacion de Engaño de Los Ultimos Tiempos


Hoy oímos de guerras y rumores de guerras, hay hambres, pestes, terremotos en diferentes partes del mundo, se ha multiplicado la maldad, la ciencia ha aumentado, Israel como nación vio su renacimiento en la mitad del siglo pasado, etc., etc., etc. (Mateo 24, Daniel 12, Apocalipsis).

No cabe la menor duda, y además creo que es muy evidente para todos, que el final de nuestros tiempos ha llegado y el retorno de nuestro señor Jesucristo por su iglesia es inminente. Solo aquellos que han sido segados para no ver, ni oír, ni entender, son los que no pueden percibir el cumplimiento de las señales. Como dice la palabra de Dios: “Y en ellos se cumple la profecía de Isaías que dice: Y al oír oiréis y no entenderéis; y viendo veréis y no percibiréis; porque el corazón de este pueblo se ha vuelto insensible y con dificultad oyen con sus; y sus ojos han cerrado...”. (Mateo 13:14-15)

Pero hay otra señal que me impacta mucho, y es la que encontramos en mateo 24:5 donde el mismo señor Jesucristo dijo: Porque muchos vendrán en mi nombre, diciendo: yo soy el Cristo, y engañaran a muchos. Cuando nosotros miramos en el texto original, la palabra utilizada para Cristo, es Mesías; que significa: Ungido.

Vemos pues, que una de las batallas más grandes que se ha desatado contra la iglesia del final de los tiempos, es una operación de error y engaño, en donde la lucha ya no es de luz contra tinieblas manifiestas, sino de luz verdadera contra luz falsa, y solamente los que tengan el suficiente discernimiento y la guianza del Espíritu Santo, van a poder distinguir entre uno y otro.

Me impacta lo que dice en Mateo 24:5: Vendrán muchos en mi nombre; y diciendo en otras palabras: yo tengo la unción. Pero como encontramos en Mateo 7:22: Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?. Y entonces les declararé: Jamás os conocí; Apartaos de mí, los que practicáis la iniquidad.

Entonces, ¿Qué es lo que esta sucediendo en la iglesia de hoy en día?, Veamos ahora Judas 4: Pues algunos hombres se han infiltrado encubiertamente, los cuales desde mucho antes estaban marcados para esta condenación, impíos que convierten la gracia de nuestro Dios en libertinaje, y niegan a nuestro único Soberano y Señor, Jesucristo. (La Biblia de las Américas).

También debes saber que en los últimos días vendrán tiempos peligrosos. Habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanidosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, sin templanza, crueles, enemigos de lo bueno, traidores, impetuosos, engreídos, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella. A esos, evítalos. De ellos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas pasiones. SIempre están aprendiendo, pero nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también estos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. Pero no irán más adelante, porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquellos. (2 Timoteo 3:1-9).

Lo más tremendo del pasaje anterior es que dice la Biblia que tienen apariencia de piedad, fingen religiosidad y dice también que se oponen a la verdad así como lo hicieron Janes y Jambres. Y cuando nosotros vemos quienes fueron estos dos personajes, nos encontramos que eran los nombres que la tradición Judía daba a los magos de Egipto; que cuando Moisés llego ante faraón para solicitar la libertad del pueblo de Israel, y se presentaron con señales de parte de Dios, estas fueron imitadas por parte de estos dos personajes. (Éxodo 7:10-12). Moisés convirtió su vara en serpiente y ellos hicieron lo mismo.

La lucha final es pues una lucha de engaño, en donde lo malo no viene manifiesto sino viene con una operación de engaño. Porque si a un hijo de Dios se le aparece un ser horripilante, con cuernos y cola, y olor a azufre; definitivamente que lo va a rechazar, pero si viene con una apariencia piadosa, es más fácil que lo acepte, aunque venga con una operación de error.

Veamos ahora Mateo 7:15 que dice: Cuidaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. (La Biblia de la Américas). Vemos nuevamente que estos seres, tienen una falsa apariencia.

Ahora veamos lo que dice Esdras 4: Cuando se enteraron los enemigos de Juda y de Benjamín de que el pueblo del desierto estaba edificando un templo al Señor, Dios de Israel, se llegaron a Zorobabel y a los jefes de casas paternas, y les dijeron: Vamos a edificar con vosotros, porque, como vosotros, buscamos a vuestro Dios... (Esdras 4:1-2. La Biblia de las Américas). Es impresionante, la astucia con la cual actuaron los enemigos de los hijos de Dios; no opusieron resistencia, sino que se ofrecieron a edificar juntamente con ellos. Nos preguntamos entonces cuantos pueden haber hoy en día, que con doctrinas erradas, ritmos musicales, u otras artimañas, dicen que están edificando a la Iglesia, Novia del Cordero y en realidad están estorbando la obra de Dios. No es una suposición de un hombre, sino que tal y como hemos visto, es algo que el Señor nos había advertido con mucha anticipación en su palabra.

Lo más triste de todo esto, es que como dice su palabra, muchos comenzaron en el Espíritu, y han terminado en la Carne (Galatas 3:3). Es por eso que el Apóstol Pablo, exhorta a Tito y Timoteo para que guarden la sana doctrina (Tito 2:1, 1 Timoteo 1:4; 1 Timoteo 4:7) y es más, le dice a Timoteo que se cuide de el mismo (1 Timoteo 4:16), porque hasta el mismo Apóstol Pablo dijo en una oportunidad: Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciara otro evangelio contrario al que os hemos anunciado, sea anatema (es decir: bajo maldición o maldito) (Galatas 1:8. La Biblia de las Américas). El mismo Apóstol reconocía el peligro que existía de desviarse de la verdad, y la sana doctrina, y que el no estaba libre.

¿Pero como podremos discernir quienes son de Dios y quienes del mal?. Mateo 7:16: Por sus frutos los conoceréis. Porque de los Fariseos el Señor Jesucristo dijo: Haced y observad todo lo que os digan, pero no hagáis conforme a sus obras... (Mateo 23:3). Porque no es por lo que decimos, sino como vivimos.

Es por eso que el Apóstol Juan dice: Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus para ver si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido al mundo. En esto conocéis el Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios... (1 Juan 4:1-2).

Los tiempos son Finales y ya ven que ahora mismo hay muchos que se están haciendo pasar como ungidos del señor y están arrastrando a muchos, para ejemplo David Koresh, que hace unos años se suicido con sus seguidores.

Espero que esto realmente nos haga reflexionar y que no digamos a todo bienvenido (2 Juan 10-11), sino que antes podamos discernir lo que verdaderamente es de Dios y lo que no.

Lic. Luis Armando Bravo Santisteban

www.LuisBravo.org
Anterior
Siguiente